INICIO EL PARTIDO ESTRUCTURA REGIONES VIDEO GALERIAS CONTACTANOS
Opinión - Omar Avila
Hambre general = Rebelión popular
El hambre es la manifestación física de la necesidad más básica para la supervivencia de individuos, familias y sociedades. El conocido psicólogo neoyorquino Abraham Maslow, coloca esta necesidad en la base de la pirámide que analiza las prioridades de los seres humanos.

El hambre es la manifestación física de la necesidad más básica para la supervivencia de individuos, familias y sociedades. El conocido psicólogo neoyorquino Abraham Maslow, coloca esta necesidad en la base de la pirámide que analiza las prioridades de los seres humanos.


Maslow ideó una ayuda visual para explicar su teoría, que llamó  «jerarquía de necesidades», consistente en una pirámide que contiene las necesidades humanas, psicológicas y físicas. Subiendo escalón a escalón por la pirámide, se llega a la autorrealización. En la base de esta se encuentran las  «necesidades básicas» o «necesidades fisiológicas», que incluyen la alimentación (comer y beber), la respiración, la eliminación (orinar, defecar, sudar, etc).


Hoy en día en Venezuela, bajo el régimen “madurista”, el 80% de los venezolanos hacemos 2 ó menos comidas diarias. Un gobierno cuyo único empeño es perpetuarse en el poder, a través de una “Constituyente chimba”, sin atender la hambruna causada por escasez incontrolable y precios de alimentos inalcanzables por la inflación. No puede esperar otra respuesta colectiva, que la rebelión popular, generalizada y que se incrementa día a día.


El delito por hambre


Según el informe anual del  Observatorio Venezolano de Violencia, el empobrecimiento y la escasez de los alimentos ha llevado a respuestas muy variadas en la sociedad: unos deciden hurgar en la basura para poder alimentarse, otros deciden robar los alimentos o a las personas para poder conseguir dinero y comprar comida.


Históricamente el delito en Venezuela se había motivado por la búsqueda de un consumo suntuario, unos zapatos de marca o un teléfono celular. En el año 2016 ocurrió un cambio y los Observatorios Regionales pudieron detectar un incremento generalizado de los robos por hambre.


Aumentaron los robos colectivos, los saqueos, a negocios y transporte de alimentos, una modalidad violenta que se ha incrementado en Venezuela. En diversas zonas del país, el transporte de alimentos sólo puede hacerse en camiones que se movilizan escoltados por unidades del ejército para evitar lo saqueos de las poblaciones que atraviesan en su recorrido; y aun así, hay casos donde los cuerpos militares no han podido evitar el asalto de la población que busca comida.


Ninguna rebelión social de la historia ha sido producto de ideologías. Todas han tenido como detonantes el hambre, la miseria y la desesperación.


El gobierno venezolano autodenominado "cívico-militar" o “revolución popular”, lo único que está revolucionando es la molestia de los pobres y su mayor fracaso y característica distintiva, es la ineptitud corrupta para resolver el problema de la atrocidad del hambre sufrida por 8 de cada 10 familias venezolanas. Irresponsablemente culpan al “Imperio” de auspiciar o financiar la reacción popular que se rebela frente del desastre antrópico que ha producido en Venezuela.

 

 
 
 
Alcaldia Arismendi