INICIO EL PARTIDO ESTRUCTURA REGIONES VIDEO GALERIAS CONTACTANOS
Opinión - Heisy Mejías
Venezuela pronto será el país de ¡Bienvenidas!
En los últimos años, especialmente desde el 2013 hasta la fecha, el éxodo de venezolanos buscando un mejor futuro ha sido el pan nuestro de cada día. Cuando salió a la luz el audiovisual “Caracas, ciudad de despedidas” apenas tenía 16 años. Para ese entonces, el video conmocionó las redes sociales, Fue tanto el revuelo que hasta el presidente Chávez más de una vez hizo mención del mismo.

Heisy Mejías

Secretaria Juvenil

Unidad Visión Venezuela

vivzla@gmail.com

www.visionvenezuela.com.ve

Twitter e Instagram:

@heisy1608

En los últimos años, especialmente desde el 2013 hasta la fecha, el éxodo de venezolanos buscando un mejor futuro ha sido el pan nuestro de cada día. Cuando salió a la luz el audiovisual “Caracas, ciudad de despedidas” apenas tenía 16 años. Para ese entonces, el video conmocionó las redes sociales, Fue tanto el revuelo que hasta el presidente Chávez más de una vez hizo mención del mismo.

 

Las críticas que recibieron estos muchachos fue tal, que luego tuvieron que ejercer su derecho a réplica. Muchos no entendieron el mensaje, incluyéndome; me parecía por demás absurdo que esos “niños de papi y mami” lloriquearan por elegir vivir en Francia o España. A años luz me encontraba de tener que despedir desde el barrio, a vecinos y amigos y que ellos tengan que elegir entre Ecuador o Colombia, Chile o Perú, vivir o sub-vivir.

 

“Caracas, ciudad de despedidas”, más allá de ser la muestra del mandibuleo vacuo de una clase social extinta (media-alta) gracias a la malas políticas públicas en materia de economía, se convirtió en el primer capítulo del Apocalipsis venezolano, pues fueron esos muchachos de alguna manera, quienes indicaron a los jóvenes -en su propio lenguaje- el futuro. Un país empobrecido, sin libertad económica y con mínimas oportunidades para el desarrollo de la juventud.

 

Hoy el panorama es distinto en cierto sentido, ya no es la gente de “plata” que se va; ahora es el pobre, el que no estudió en los mejores liceos ni pasó las vacaciones en otro país para mejorar su inglés. Es decir, el que cuenta si acaso con un mes de renta y dos semanas de mercado, o el que se va con escasos 100 dólares, o el que espera ayuda humanitaria al otro lado de la frontera como es el caso de venezolanos en Brasil o Colombia.

 

Son muchos los venezolanos que se han ido, pero esta cifra sigue siendo un misterio ya que el mismo Gobierno se ha encargado de ocultarla. En la consulta popular convocada por  la MUD  el 16 de Julio, un total de 693.789 personas votaron, sin contar las que estuvieron lejos de las ciudades donde se efectuó dicha consulta y que no pudieron llegar a tiempo. Pero este dato incógnito sigue aumentando; recientemente 26.000 venezolanos cruzaron la frontera de Colombia (algunos fueron sólo a comprar comida) y muchos lo hicieron antes de que la situación “empeore”.

 

Todavía hay quienes. y aquí me incluyo, con esperanzas de que eso no pase, de que la fulana Constituyente no se dé y podamos vivir aun en el país que nos vio nacer, pero que de caso contrario, no les queda otra opción que salir, como sea, a donde sea, para vivir y no sub-vivir.

 

Cuando todo esto pase, estoy segura que muchos volverán a su tierra para ayudar a recuperar al mejor país del mundo: ¡Venezuela! 


 
 
 
Alcaldia Arismendi